ULURU

Uluru. Australia.

Con permiso de la Ópera de Sydney y de los canguros, el monte Uluru es el icono más famoso de Australia. Este inselberg –pico abrupto aislado en una llanura de matorrales– de arenisca rojiza de 348 metros de altitud en el centro de Australia es una montaña sagrada para los aborígenes anangu y la mayor atracción del Parque Nacional Uluru-Kata Tjuta, donde también se encuentra otro monte sagrado: Kata Tjuta, o Las Olgas, con sus 36 cimas y 546 metros de altitud. Ambos están conectados por una carretera. La imponente silueta del Uluru es visible desde cien kilómetros de distancia. Y desde lejos se contempló durante años hasta la irrupción del turismo masivo, con autocares refrigerados debido a lo inhóspito de este territorio: muy seco, escasa vegetación que procure sombra y temperaturas que pueden superar los 46° C.
La magia del Monte Uluru son los diferentes tonos que adopta a lo largo del día debido a la acción de la atmósfera sobre los rayos de sol. Con las primeras luces del día es un enorme monolito ocre que emerge majestuoso sobre una planicie oscura. Al atardecer llega la imagen más esperada: el Uluru teñido de un rojo brillante. La luz tamizada en días nublados provoca también efectos sorprendentes. Más aún, aunque un día lluvioso pueda resultar frustrante, descubriremos una roca enorme de un gris metalizado por cuyas grietas resbala el agua en forma de riachuelos oscuros.
Subir hasta la cima del Uluru no está prohibido, pero al tratarse de una montaña sagrada se entiende como una profanación. En señal de respeto a sus costumbres ancestrales, los anangu piden a los visitantes que se abstengan de pisarla.
Posts relacionados: « LOS DOCE APÓSTOLES

Facebook

Twitter

Instagram

Tripadvisor